Apuesta por el diseño en tus reformas

Algunas casas y negocios españoles llevan años estancados en el pasado. Estos lugares, nostálgicos y acogedores, están decorados por piezas de mobiliario y de decoración que valdrían una fortuna en un anticuario. Este estilo, aunque clásico y encantador, puede quedarse un poco obsoleto para las necesidades de las personas a día de hoy.

Las tendencias actuales son de diseños y mobiliarios claros, rectilíneos, minimalistas, que convierten el espacio en un lugar lleno de luz, que transmiten paz y orden pero sin renunciar a la creatividad y a los toques de color para remarcar los mejores aspectos del lugar. Todo esto se hace sin olvidar la personalización del espacio.

Cada vez más y más objetos pueden personalizarse, con grabados, accesorios… y aunque se hacía con productos a pequeña escala y especialmente la tecnología, como móviles u ordenadores, la personalización está llegando a la empresa y al hogar en forma de muebles únicos y personalizados para el cliente.

ef1b2713-0e1c-4425-a56d-fda497ba2876.JPG

Renovarse o morir

Reformar un hogar es algo que no se hace tan a menudo, esto es porque se piensa que es un proceso largo, caro y complicado. Pero reformar puede hacerse de una sola habitación o incluso, solo hacer una renovación de mobiliario o de estilo decorativo, de forma sencilla y económica.

Para las empresas, en cambio, son más importantes las renovaciones del espacio de forma regular. Un negocio está, si todo va bien, en constante crecimiento aunque este no sea de la noche a la mañana. Con este crecimiento, dependiendo del tipo de negocio, llegan nuevas necesidades que puede significar más empleados, más locales, más oficinas…

Además de las necesidades de reforma por ampliaciones, también resulta refrescante un cambio de imagen de marca y para una empresa, la personalización de su estilo, de su mobiliario y su decoración son un signo de cohesión de la marca, como concepto, con sus espacios físicos y para hacer esto, comparar diferentes posibilidades de decoración de forma regular, es la mejor opción.


Para cada espacio

Cuando se habla de reforma, se piensa en algo general, pero cuando se habla de renovación o decoración se tiende a pensar solamente en habitaciones en las que se “vive”, es decir, el salón o las habitaciones. Pero el baño y la cocina también pueden redecorarse y reorganizarse para adaptarse a nuevas necesidades o, simplemente, para dar un lavado de cara o un toque novedoso al hogar.

Como en el baño y la cocina, a diferencia de otras habitaciones del domicilio, además de los enchufes, tienen salidas de luz y gas por eso es importante tener estos factores en consideración en caso de planear una reforma de una de estas dos piezas, para poder adaptar todo al nuevo diseño.

En estos casos, tener especial atención a las instalaciones de gas es especialmente importante, puesto que una fuga de gas, a consecuencia de un dispositivo mal instalado, supone un gran riesgo para la integridad del domicilio y para la seguridad de los habitantes del mismo, por ello merece la pena informarse de la forma óptima de adaptar estas instalaciones antes de reformas.

Este tipo de adaptaciones de las instalaciones de gas no precisan conocerse con anterioridad, es decir, en el momento que el cliente da de alta el gas en el hogar, el lugar donde se encuentran las salidas de gas no afectan en absoluto ni en el proceso, ni en el precio de instalación del gas, se puede acceder a más información aquí.

En caso de que cuando se decida reformar la cocina, se quiera, por ejemplo, tener dos cocinas, para tener acceso a más hornillos o para alternar planchas o vitrocerámica con fuego, se puede necesitar dos salidas de gas para las dos cocinas lo que significa un gasto mayor en la tarifa de gas, por eso puede convenir estudiar las diferentes tarifas de gas disponibles para encontrar la más económica para la nueva situación.